Vuelta a Andalucía

La segunda victoria de la temporada para Tim Wellens que, tras ganar el Trofeo Serra de Tramuntana en Mallorca, también ha causado una gran impresión en la cuarta etapa de la Vuelta a Andalucía: el belga Lotto Soudal, que ya había demostrado una excelente condición física al llegar cuesta arriba al Alto de Allanadas, ha sido hoy el más fuerte en la dura lágrima final de Alcalá de los Gazules. Con esta victoria, Wellens también conquistó el récord en la clasificación general, pero la clasificación sigue siendo muy corta: mañana la Vuelta a Andalucía finalizará con una contrarreloj a seguir.

La noticia: excelente acción de Amador y Vanmarcke

Con un Gran Premio de montaña de primera categoría y un tercero a mitad de camino y muchas llanuras antes y después, en esta cuarta etapa de la Vuelta a Andalucía había tantas ganas de correr con la esperanza de que el pelotón pudiera dar algo hoy. Durante más de una hora hubo varios intentos de fuga, luego en el kilómetro 55 finalmente lograron salir en 13: Estos fueron Imanol Erviti (Movistar), James Shaw (Lotto Soudal), Sep Vanmarcke (EF Education First), Julien Duval (AG2R), Guillaume Martin (Wanty), Marco Minnaard (Wanty), Thomas Boudat (Direct Energie), Delio Fernández (Delko), Lukasz Owsian (CCC Sprandi), Coen Vermeltfoort (Roompot), Huub Duijn (Verandas Willems), Jesús Ezquerra (Burgos) y Kyle Murphy (Rally) llegaron para tomar el Puerto de las Palomas con unos dos minutos de margen sobre los perseguidores.

Subiendo la cuesta fue la pareja Wanty-Groupe Gobert la que aceleró al frente de la carrera: Minnaard y un Martin que parece estar recuperándose después de algunos problemas de salud, han separado a todos los que pasaban primero en el Gran Premio de montaña, luego en el Puerto del Boyar más corto se unieron Sep Vanmarcke y dos hombres de Movistar que habían dejado el grupo anteriormente, Héctor Carrettero y Andrey Amador. Después de la bajada, sólo Amador y Vanmarcke corrían y a 40 kilómetros de la meta tenían un poco más de dos minutos de ventaja sobre el grupo principal, tirados, como era de esperar, por los hombres del Team Sky y los del Astana.

Landa se va muy lejos, Wellens lo salta al último

Amador y Vanmarcke lograron resistir estoicamente el desgarro final de Alcalá de los Gazules: el pelotón los reanudó a sólo 1200 metros de la llegada por las primeras rampas duras. Luego subieron al escenario los grandes: Mikel Landa estaba delante de todo el mundo en el último kilómetro y el único que consiguió mantener el ritmo del vasco de Movistar fue Tim Wellens, mientras que todos los demás perdieron terreno.

A unos 300 metros de la meta, en la última rampa dura y pavimentada, Tim Wellens superó por primera vez a Mikel Landa, que había marcado el ritmo hasta entonces sin poder dar la sorpresa al belga: el piloto de Lotto Soudal cambió de ritmo y pudo ir a por la victoria del día con 4″ de ventaja sobre Landa. Esta vez Astana tuvo que correr para limitar los daños: Jakob Fuglsang cerró tercero en 12″, Luis León Sánchez sólo octavo en 20″. El líder, Wout Poels, no fue capaz de replicar el fantástico disparo de hace dos días, tal vez sorprendido por la primera aceleración de Landa: el holandés del Team Sky reapareció en la final, pero no pudo hacerlo mejor que un cuarto puesto en 13″. El excelente décimo lugar de Andrea Pasqualon, sólo 24″ de Wellens, también es digno de mención.

El momento decisivo de mañana

En vísperas de la última contrarreloj, por lo tanto, la clasificación general ve a Tim Wellens en camiseta roja de líder con una ventaja de 7 en ″ sobre Mikel Landa, en 11 en ″ hay Wout Poels seguido de Jakob Fuglsang en 14 en ″ y luego por Luis León Sánchez: el ganador final de esta Vuelta a Andalucía probablemente saldrá de estos nombres, pero es difícil hacer predicciones sobre la carrera que podría ocurrir en los 14,2 kilómetros de Barbate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *